octubre 14, 2019

Como el agua purificada es el reactivo más común en los procesos científicos y de laboratorio, es vital que se logre y mantenga el nivel correcto de pureza. Si bien existen diferentes enfoques para el suministro de agua pura, es importante tener en cuenta los requisitos y cómo se utilizará para garantizar que se elija la mejor solución.

La compra de agua pura embotellada (también conocida como agua envasada) puede parecer la ruta más rentable, ya que no requiere inversión de capital ni costos de mantenimiento continuos. También se puede ver como una opción simple, ya que se puede administrar de la misma manera que otros reactivos de laboratorio con fechas de vencimiento claras y documentación de su pureza.

Sin embargo, es importante estar al tanto de los posibles problemas. En primer lugar, el nivel de pureza establecido (Tipo I, Tipo II, Tipo III, etc.) solo identifica la pureza del agua utilizada para