mayo 20, 2024

En un entorno de condiciones climáticas extremas e interrupciones en la cadena de suministro, es crucial optimizar el aprovechamiento de nuestros valiosos recursos agrícolas, como el grano. Desde la introducción de las pruebas rápidas de infrarrojos cercanos en la década de 1970, la medición de los parámetros clave de calidad, como la proteína y la humedad, ha proporcionado una base sólida para la toma de decisiones en la recepción y segregación del grano. Sin embargo, en los flujos de gran volumen, la calidad puede cambiar drásticamente en cuestión de minutos, lo que ha llevado a la necesidad de obtener datos más frecuentes y precisos.

El análisis en línea se refiere a la medición del grano entero exactamente en el punto donde se necesita, ya sea durante el transporte al silo, la mezcla antes de la carga en un barco, la recepción en el molino de harina o la separación previa al proceso de malteado. A diferencia de los analizadores de sobremesa tradicionales, como el acreditado Infratec™, que requieren la toma y carga manual de muestras, el análisis en línea realiza mediciones automáticas cada pocos segundos, brindando una resolución temporal mucho mayor y una visión más detallada de la calidad del grano.

Además de la frecuencia de muestreo, el análisis en línea mantiene la precisión y confiabilidad de los analizadores de sobremesa, proporcionando mediciones tan buenas como las acostumbradas con instrumentos como Infratec.

Beneficios

Mezcla de suministros de grano: Durante la carga de buques para exportación, los datos en tiempo real permiten ajustar la mezcla de calidades de grano para optimizar el uso de las calidades más económicas, al tiempo que se cumple con las especificaciones de proteína objetivo, generando ahorros significativos.

Recepción y secado del grano: Las mediciones continuas garantizan el nivel correcto de humedad antes del almacenamiento, ahorrando energía en el proceso de secado y reduciendo los riesgos de seguridad alimentaria relacionados con las condiciones de almacenamiento.

Molienda de harina: Las medidas continuas ayudan a determinar el nivel de humedad durante el atemperado, optimizando el uso de agua, el rendimiento de la molienda y evitando reajustes en el proceso.

Malteado: Uno de los principales retos en el malteado es garantizar la homogeneidad de la cebada. Las pruebas en línea permiten una segregación más precisa con respecto a las especificaciones de proteína, mejorando el control y la comprensión de las variaciones del grano.

Ya sea para cumplir las especificaciones al menor costo o para realizar una mezcla de primera calidad, tener más información sobre el grano siempre brindará una mayor capacidad para lograr mejores resultados comerciales y un aprovechamiento óptimo de este valioso recurso. La nueva tecnología analítica en línea, al proporcionar medidas continuas de humedad y proteína en tiempo real, abre un nuevo mundo de posibilidades para quienes están en la primera línea del control de calidad en la industria del grano, permitiendo una gestión más eficiente y sostenible de este recurso fundamental.

Soluciones: