junio 10, 2020

Existen muchos productos alimenticios en forma de partículas que van desde polvos hasta emulsiones, suspensiones y gránulos. La distribución del tamaño de las partículas puede afectar el sabor, la apariencia, la estabilidad, la procesabilidad y la funcionalidad del producto final.

Los analizadores de tamaño y forma de partículas modernos funcionan por medio de las técnicas de difracción láser, dispersión dinámica de luz y análisis de imágenes. Cada tecnología tiene su lugar para resolver problemas analíticos en diferentes matrices.

Las siguientes aplicaciones ejemplifican algunos de los análisis de tamaño de partículas comúnmente realizados en industria alimentaria:

Chocolate

El chocolate es una mezcla de sólidos lácteos, cacao en polvo y grasas. El tamaño de partícula del cacao en polvo utilizado en el chocolate afecta el color y la intensidad del sabor. La industria se refiere a la «sensación en la boca» como un indicador de aceptabilidad o rechazo. Si las partículas son demasiado grandes, no tendrá un sabor cremoso constante. El tamaño de partícula también afecta el nivel de amargor cuando se prueba.