febrero 11, 2019

Aunque la medición del pH es uno de los métodos analíticos más utilizados en química y se considera que es bastante simple de realizar, se deben tener en cuenta varios factores para obtener resultados de medición precisos y exactos. Si solo se requiere un valor aproximado, una prueba con tiras reactivas de pH ya podría ser lo suficientemente buena. Sin embargo, si se requiere un resultado más preciso, se debe realizar una medición potenciométrica. Dependiendo de los requisitos de precisión de medición, en el mercado hay diferentes tipos de medidores de pH. Lo mismo es cierto para los electrodos de pH. Y, sin embargo, es difícil para el usuario encontrar el electrodo adecuado para su aplicación. El diafragma derecho y/o el tipo de membrana de vidrio se deben ajustar su aplicación, de lo contrario es probable que se produzca una baja reproducibilidad o incluso resultados incorrectos.

El electrodo debe limpiarse y mantenerse regularmente para garantizar una larga vida útil. Pero también, la calibración y la preparación de la muestra pueden tener una influencia crucial en la precisión y la exactitud de las mediciones de pH.